domingo, 13 de noviembre de 2011

La Verdad

(Advertencia: El título viene de la genial canción de Fangoria y no tiene por qué estar relacionado con el contenido de este post).

Mis amigos matemáticos han notado una inquietante verdad. Mi coeficiente intelectual desciende por momentos. Es un hecho contrastado. Así que, en vista de que mi futuro se cierne sobre mí a una velocidad exponencial (Nótese lo maravillosa que es la exponencial, pues su derivada es ella misma, y por lo tanto, si crece, su derivada también crece, haciendo que cada vez crezcan ambas más deprisa. ¿Puede haber algo más poético?), he decidido transformar mi blog en una especie de Diario donde quede registrado mi descenso hacia la más pura estulticia.

Espero que disfruten.

Empezaremos con un nuevo video-clip (con lo que queda patente que el nuevo blog no se diferencia en realidad del anterior blog, y que el descenso a la estulticia estuvo siempre presente):


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada