sábado, 25 de junio de 2011

The world is fucking rooted, so let's have one last dance

Querido Sancho, el filtro de Amor es magnánimo a la par que demoníaco
y gusta de seleccionar sus objetivos con grande alevosía.

Escupo en los cadáveres que atormentan mi figura inerme
escupo en ellos una y mil veces, con la boca corrompida por la sangre muerta que fluye de los cuellos destrozados de mis víctimas mediocres.

Y ahogo en mis esputos sus almas insepultas y estertóreas.
Donde el marfil se funde con un ocaso deslizado
Ahora
Mirad sobre vuestros escuálidos hombros, lombrices abortadas, y comprended el destino que os aguarda, agazapado como el hijo bastardo de una prostituta recién asesinada se resguarda en la sombra primitiva, arrancado de los brazos de su madre.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada